La velocidad de carga es uno de los factores fundamentales para que nuestra web esté bien posicionada en Google, por ello es importante que nuestro sitio web cargue lo más rápido posibles.

Os comentamos por encima algunos de los elementos que suelen ralentizar los sitios web:

  • PUBLICIDAD ONLINE. El caso más común es el de Google Adsense, lógicamente cuanta más publicidad albergue el sitio, más lenta será su carga.
  • PLUGINS SOCIALES. Especialmente aquellas que muestran las publicaciones de un perfil social en nuestra página.
  • IMÁGENES SIN OPTIMIZAR. El uso de diseños responsive hace que actualmente haya un cierto abuso de las redimensiones de imágenes a altas resoluciones.
  • CACHÉ DE LA PÁGINA. Habitualmente no es utilizada por muchas webs, perdiendo la gran ayuda que brinda a la hora de mejorar la velocidad de carga de una web.
  • RENDIMIENTO DEL SERVIDOR DE HOSTING. Otro factor que suele empeorar la velocidad de carga es la capacidad contratada con nuestro servidor de hosting.
  • ARCHIVOS CSS Y JAVASCRIPT. Una gran cantidad de archivos css y Javascript y la poca optimización de estos pueden provocar que el tiempo total de espera se alargue.

Estos son sólo algunos elementos importantes que pueden generar la ralentización en la carga de una web y , en consecuencia, provocar problemas de posicionamiento en Google. Tener en cuenta estos elementos, manteniendolos de la manera más correcta posible debe ser una práctica obligada para poder obtener un buen posicionamiento SEO.