El pueblo ha hablado. La democracia le ha mostrado al mundo una vez más su principio básico: el poder del pueblo. Sin embargo, se han cumplido realmente los deseos de dicho pueblo?

El 23 de junio de 2016, la población británica decidia si debe permanecer en la Unión Europea o no. La participación en el referendo fue del 72%, lo cual significa que aproximadamente sólo el 40% de la población ha votado a favor del Brexit. Lo cual hace que esta decisión sea  un reflejo legítimo de los intereses del pueblo (?) También hay que tener en cuenta que el Reino Unido tiene más de 65 millones de ciudadanos en total, así como una diáspora británica * de más de 150 millones en todo el mundo, que muy probablemente no han participado en el referéndum. No podemos olvidar que Gran Bretaña tiene una relación especial con sus 14 territorios de ultramar y sus 3 Dependencias de la Corona, que disfrutan de regímenes fiscales competitivos a nivel internacional, así como una gran influencia histórica y cultural de la Comunidad de Naciones.

Sin embargo, de acuerdo con el referéndum, a pesar de que no es legalmente vinculante, se espera que Gran Bretaña saldrá de la UE. El próximo primer ministro británico, tendrá una enorme carga sobre sus hombros – que se espera que haga valer el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la retirada de la UE, las relaciones socio-económicas y diplomáticas de Gran Bretaña tendrán que ser re-negociadas con el resto del mundo.

Sin duda, este proceso complejo y difícil que le espera a la UE y el Reino Unido en los años siguientes creerá ciertas desventajas y tensiones, sin embargo, con el fin de volver a tener el control sobre el flujo de caja internacional de Gran Bretaña, estas negociaciones parecen ser necesarios.

¿Cómo va a influir en el Brexit a los negocios off shore ?

* Los británicos y sus descendientes que emigraron de la actual Reino Unido, o las personas que han adquirido la nacionalidad británica a través de la colonización.

Escrito por David Tofan.